LA FMAB ASISTE A LA PRESENTACIÓN DEL “LIBRO BLANCO Y NEGRO DEL TERRORISMO 2000-2016”, LA PRIMERA RADIOGRAFÍA INTEGRAL DEL TERRORISMO EN LA UE DEL SIGLO XXI

En la imagen: Irene Muñoz Escandell, abogada y máster en Derecho Internacional, responsable del Departamento de Relaciones Internacionales de COVITE; Maite Pagazartundua, eurodiputada de UPYD,  y Florencio Domínguez, director del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo.

 

*Un total 658 personas fueron asesinadas en territorio de la UE de 2000 a 2016.

*España, con 253 muertos, es el país con más víctimas, seguido de Francia con 250.

*Un total de 1.029 europeos murieron en atentados fuera de la Unión, principalmente, en misiones de paz.

 

La eurodiputada de UPYD Maite Pagazaurtundúa presentó hoy en Madrid el“Libro Blanco y Negro del Terrorismo (2000-2016)”, la primera fotografía integral del fenómeno del terrorismo en la Unión Europea en esta primera parte del siglo XXI.

Se trata de un extenso estudio compuesto por tres partes centrado en las víctimas del terrorismo. La primera parte, el Libro negro, contabiliza e identifica a las víctimas asesinadas en territorio comunitario y en el exterior; y hace un análisis de los atentados por autoría, tipo de armas utilizadas, etc.

De este modo, recoge todos los datos de un total de 658 personas –entre europeos y no europeos— que murieron en atentados producidos en territorio de la UE de 2000 a 2016, concretamente, en 12 países comunitarios. Asimismo, detalla los 1.029 europeos que murieron en atentados fuera de la Unión.

De los 658 fallecidos por atentado en el territorio europeo, el 13.8 % murió por acciones suicidas, frente al 66,4 % de “no suicidas” y el 19,8 % considerado “mixto”. El yihadismo es el actor más mortífero al ser el causante del 82,8 % de las víctimas, muy por delante del nacionalismo (13,8 %). La banda terrorista ETA asesinó entre 2000-2016 a 58 personas, de un total de 74 víctimas mortales por atentado nacionalista. La extrema derecha asesinó a 12 personas y la extrema izquierda a 9.

Los datos muestran que los terroristas que han atentado en la UE no distinguen sexos, nacionalidades, ni edades a la hora de asesinar. Se contabilizan víctimas de entre 1 año de edad y los 90 años, siendo la media de edad los 35 años. El 61,6 % de las víctimas eran hombres y el 37,2 % mujeres. Españoles, franceses y británicos son las nacionalidades con mayor número de víctimas.

La principal amenaza de naturaleza terrorista a la que se enfrentan los países de la Unión Europea hoy en día es la de tipología yihadista. Los golpes recibidos en diferentes Estados miembros y el recrudecimiento y aumento de la frecuencia de éstos desde la aparición de Daesh muestran el carácter global de la amenaza y la elevada complejidad del fenómeno al que se hace frente.

Se muestra también un retrato evolutivo de los instrumentos empleados por estas organizaciones, combinando armas y explosivos tradicionales en lugares concurridos (como trenes, estaciones o aeropuertos) con otros medios como aviones, coches o camiones secuestrados y lanzados contra otros objetivos. Una guerra de desgaste de acciones puntuales y lobos solitarios, combinada con ataques de grandes proporciones que, en conjunto, buscan inocular el miedo en la población para someter a la sociedad a su chantaje político.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *