Documental “Nacional I”

Monumento a José Antonio Pardines en Malpica.
Monumento a José Antonio Pardines en Malpica.

El próximo 7 de junio se cumplirán 50 años del asesinato de José Pardines Arcay, guardia civil de tráfico que en 1968, en Villabona, cerca de San Sebastián, en la carretera nacional I, paró a un coche sospechoso en el que viajaban dos terroristas: Txabi Etxebarrieta e Iñaki Sarasketa. Mientras eran identificados los ocupantes del coche dispararon mortalmente a José Pardines, natural de Malpica, La Coruña, de 25 años, soltero, hijo y nieto de guardias civiles. Un camionero que se encontraba en la misma carretera a escasa distancia oyó los disparos y corrió a auxiliar a José Pardines, Fermín Garcés, que así se llamaba este primer héroe civil anónimo durante muchos años, comprobó que José Pardines había fallecido, tuvo tiempo de increpar a los terroristas y dar aviso para que otros guardias civiles se acercaran al lugar de los hechos.  Poco después ambos etarras fueron interceptados por las patrullas de la Guardia Civil cerca de Tolosa. Se produjo un tiroteo en el que Txabi Etxebarrieta resultó herido de gravedad. El etarra fue trasladado al hospital de Tolosa, donde finalmente falleció. Sarasketa consiguió escapar inicialmente, pero fue detenido unas horas más tarde, en la madrugada del 8 de junio, en la iglesia de la localidad guipuzcoana de Régil, donde se había ocultado.[ Félix De Diego era el compañero de José Pardines  que a escasa distancia patrullaba la misma  carretera.  Félix de Diego, que se retiró de la Guardia Civil tiempo después por las secuelas de un accidente de tráfico, fue asesinado el 31 de enero de 1979  por ETA en el bar Herrería de Irún, uno de los miembros del  comando que acabó con su vida fue el franciscano Fernando Arburúa Iparraguirre que  nunca se arrepintió de este crimen.  Félix De Diego estaba casado con Dolores Echevarría y era padre de cinco hijos.

Estos son parte de los hechos que narra la obra documental desde el punto de vista humano y también político. Entrevistamos a Fermín Garcés, un hombre encantador lleno de vida que tras su intervención en aquel atentado pidió ser guardia civil, deseo que se vio cumplido hasta su jubilación. Entrevistamos a Cristina De Diego, hija de Félix de Diego que nunca ha querido relatar su vida: cómo fue el asesinato de su  padre en Irún, cómo tuvo que luchar su madre para sacar a la familia adelante, cómo fue enviada junto a una hermana al Colegio de Huérfanos de la Guardia Civil en Valdemoro hasta la adolescencia. Hemos invitado a las personas que coincidieron con Txabi Etxebarrieta y vivieron el preámbulo de la decisión de matar de la banda, nos den su visión sobre el cómo, el cuándo y el por qué ETA decidió libre y voluntariamente iniciar su carrera criminal y cómo el encontronazo de Pardines con Etxebarrieta y Sarasketa legitimó  entre el mundo de apoyo a ETA todo el horror que vino después.  Los testimonio de Jon Juaristi, Mikel Azurmendi y Eduardo Uriarte son fundamentales para entender este momento, en especial porque son personas que aportan a su vivencia en aquel tiempo, su reflexión y su análisis desde la visión crítica de cualquier justificación y exaltación de la violencia terrorista, los tres han vivido amenazados por ETA largo tiempo después.  El historiador Gaizka Fernández Soldevilla, responsable del área de archivo, investigación y documentación  del Centro Memorial de las Víctimas del terrorismo aporta su trabajo de investigación sobre aquel momento decisivo y los detalles de los hechos y de la utilización falsaria  que de los mismos ha realizado el mundo social y político de ETA.

Hemos visitado los escenarios del País Vasco, Galicia y Burgos relacionados con los acontecimientos y los protagonistas, hemos investigado los hechos que tuvieron lugar  y el tratamiento informativo que recibieron. Hemos intentado aportar luz desde el rigor y la voz de los testigos y especialmente humanizar a las víctimas del terrorismo olvidadas durante décadas.

Esta obra documental es un homenaje a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que pagaron un alto precio por defender la libertad de todos.  Una reflexión sobre la voluntad de matar de la que ETA es única responsable y una obra de deslegitimación de la teoría del supuesto conflicto que todavía hoy, por desgracia, se asume por una parte importante de la sociedad vasca y navarra. ETA ha matado, secuestrado, chantajeado, perseguido, amenazado durante cincuenta años. Ha condicionado la vida de miles de personas y de la sociedad española. Hoy sigue sin arrepentirse, sin repudiar su carrera criminal, sin pedir perdón y saldar las deudas pendientes.

La narrativa democrática de la Verdad del terrorismo, sus causas y sus consecuencias, su legitimación y deslegitimación necesitan obras de estudio, investigación y divulgación que perduren por su rigor y su coherencia con la historiografía. El objetivo más importante en esta fecha del aniversario que se avecina, el 50º aniversario del asesinato de José Pardines, es evitar el blanqueamiento de la historia criminal de ETA y el olvido de sus víctimas.

El documental Nacional I es un proyecto de la Fundación Miguel Ángel Blanco con guión de Felipe Hernández Cava, realización de Rafael Alcalzar y que cuenta con el apoyo del Ministerio del Interior, la Fundación Víctimas del Terrorismo, el Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo y la Diputación Foral de Alava. Esta obra será presentada coincidiendo con los actos organizados por el 50º aniversario del asesinato de José Pardines y cuenta con el respaldo de RTVE para su emisión en TVE2.