Crónica de una pesadilla

La voz de las manos blancas es el título de la exposición que este martes llega al Museo Casa Botines Gaudí de la mano de la Fundación Miguel Ángel Blanco

Una de las fotografías de la exposición que este martes llega a León —‘La voz de las manos blancas’— podría definir el espíritu de la misma, un hombre mira el panel de víctimas de ETA buscando a algún conocido. Y es que en cualquier ciudad que visita hay damnificados de aquellos llamados años del plomo. Y León no se queda atrás, ni mucho menos, 31 leoneses fueron asesinados por la banda terrorista, según un documentado trabajo del policía, criminalista y escritor Ricardo Magaz, que le tocó vivir en su trabajo aquellos años duros y, explicaba, «creo que saldo una deuda que yo mismo me había impuesto hacia mis compañeros y todos los demás asesinados, algunos de profesiones tan alejadas de esta locura terrorista como el camarero lacianiego que fue su primera víctima».

LA NUEVA CRÓNICA (14/09/2020)

Leer artículo completo »

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.