SIN LAS VÍCTIMAS EN EL CENTRO, NO PODREMOS CONSTRUIR MEMORIA

El olvido es una segunda condena que priva a las víctimas de significación ética y política. Tenemos un inexcusable deber de memoria que solo podemos construir situando a las víctimas en el lugar central que les corresponde.
#24AniversarioMiguelAngelBlanco #MemoriadelosJustos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.