EL DOCUMENTAL NACIONAL I PROSIGUE CON SU RUTA DE LA MEMORIA

Este fin de semana el equipo de producción documental de la Fundación Miguel Ángel Blanco ha recorrido el País Vasco buscando las localizaciones del primer atentado de ETA el 7 de junio de 1968: el asesinato del guardia civil José Pardines Arcay, un servidor público, guardia de tráfico, que, cumpliendo con  su deber, paró un coche sospechoso en la carretera GI-3610 en el  término municipal de Villabona (Guipúzcoa) en el que circulaban dos terroristas de ETA: Txabi Etxebarrieta e Iñaki Sarasketa. Mientras José Pardines identificaba el coche los terroristas dispararon a quemarropa causándole la muerte. José Pardines Arcay tenía 25 años. Los agentes del servicio de información decidieron poner el nombre de Pardines a su última gran operación de descabezamiento de ETA en septiembre de 2015. Siempre estaremos agradecidos al trabajo y al sacrificio de los miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Imágenes: Lugar donde fue asesinado el guardia civil José Pardines Arcay.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *