TESTIMONIOS EN PRIMERA PERSONA EN EL COLEGIO MIRASIERRA

Cristina Cuesta, directora de la Fundación Miguel Ángel Blanco, estuvo el día 23 de febrero con 93 alumnos del colegio Mirasierra, a quienes les ha contado su experiencia como víctima del terrorismo.

Se han mostrado interesados, muy proactivos, han hecho muchas preguntas. Han reflexionado sobre las consecuencias y las secuelas que deja el terrorismo en sus víctimas.

Cristina les ha recordado la importancia de defender los valores democráticos, que son los que garantizan la libertad. “La primera víctima del terrorismo es la democracia, aparte de las víctimas concretas. Durante muchos años la sociedad del País Vasco y de España no fue libre por el terrorismo de ETA, y todavía lucha por serlo en su totalidad”, les ha dicho. “Es importante transmitir los valores democráticos a través de la educación. Es responsabilidad de todos que el terrorismo no vuelva a tener cabida en nuestra sociedad”.

También ha incidido en la importancia de la memoria de las víctimas del terrorismo para preservar su dignidad y hacerles justicia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *