Las víctimas exigen influir en el final de ETA

Piden a Rajoy que enderece la herencia «envenenada» del PSOE

PERIÓDICO ABC (18-03-2012)

 

Las víctimas del terrorismo reclamaron ayer, en una jornada «contra la impunidad» organizada por la Fundación Miguel Ángel Blanco, que el final de ETA venga acompañado por una Justicia «penal y social» reparadora para las víctimas y sus familiares, porque de lo contrario, en palabras de Cristina Cuesta, la «paz será un espejismo».

Desde la «determinación» de proseguir la «larga lucha contra la impunidad», intervinieron, entre otros, los portavoces de la AVT, Dignidad y Justicia, Fundación Víctimas del Terrorismo o Covite, que denunciaron que «vuelven los tiempos en que las víctimas vamos a ser un estorbo» para los responsables políticos. «Nos sentimos apátridas, apestados de nuestro tiempo», confesó Conchita Martín, viuda del coronel Pedro Antonio Blanco, quien estableció que «el camino hacia la impunidad se abre con el intento del olvido».

«Nos quieren inocular», advirtió Rubén Múgica, hijo del socialista Fernando Múgica, tras denunciar el intento de determinados partidos de enmarcar a las víctimas en «la derecha radical». «Que no se diga que las víctimas no pueden condicionar la actuación de los poderes públicos mientras sí que pueden hacerlo los terroristas», censuró Ana Velasco, hija del comandante Jesús Velasco. Con todo, los participantes reafirmaron su intención de estar «vigilantes» ante un final de ETA que no será tal hasta que se disuelva y reconozca el daño.

Colaborar con la Justicia

En este sentido, exigieron al Gobierno que no permita concesiones a los terroristas por dejar de matar. «El PP dijo que su aplicación de la ley y el Estado de Derecho sería ortodoxa, pero no está siendo estrictamente así», afirmó Daniel Portero, quien exhortó a Mariano Rajoy a «cortar» con la política penitenciaria «heredada» del Gobierno socialista, que calificó como una «bola envenenada».

Recordó que para acogerse a beneficios, los presos deben, entre otros requisitos, colaborar con la Justicia para esclarecer los crímenes de ETA que aún no han sido resueltos. «No conozco un solo terrorista que haya colaborado con la Justicia», sentenció.

Ante los recelos expresados por algunos de los asistentes, Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, defendió que con el acceso del PP al Ejecutivo la «coyuntura ha cambiado felizmente» y «no habrá diálogos ni negociación». Los participantes dijeron asistir «atónitos» a las últimas iniciativas de Patxi López, que «se preocupa mucho más por los presos que por las víctimas».

Ángeles Pedraza defendió que la derrota de ETA «en ningún caso vendrá de la mano del comisionado para la paz ni de ponencias políticas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.