La directora de la FMAB, Cristina Cuesta, asistió ayer a la presentación del Anuario OIET de Terrorismo, que revela que el terrorismo yihadista ha causado 13.632 víctimas mortales en 2017.

El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo (OIET) presentó ayer su Anuario del Terrorismo Yihadista 2017, una publicación que recopila datos en torno al fenómeno yihadista relativos a 2017, entre ellos los atentados cometidos, en la actividad desarrollada en el Magreb y el Sahel, en la lucha policial antiyihadista y en las víctimas del terrorismo. De acuerdo con esta investigación, en 2017 se han registrado al menos 1.459 ataques terroristas yihadistas que han dejado un saldo de 13.632 víctimas mortales. Esto implica que 42 de los 191 países del mundo –el 21%– han sido escenario de al menos un atentado yihadista. El 55,2% de las víctimas mortales del terrorismo yihadista sufrieron atentados en países del Medio Oriente y el Norte de África (MENA), mientras Europa Occidental registró el 0,4% de los fallecidos. La presentación del Anuario –acompañado de un Resumen ejecutivo del Anuario del Terrorismo Yihadista 2017– del OIET, entidad que depende de COVITE, ha contado con la intervención de su presidenta Consuelo Ordóñez, del experto en terrorismo yihadista Luis de la Corte, del analista Carlos Igualada y de la directora del OIET, María Jiménez.

Más información

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *