Mari Mar Blanco, presidenta de la FMAB, participó en una mesa redonda dentro de las jornadas «El final de ETA: Un relato con memoria»

Las jornadas han sido organizadas por la Delegación del Gobierno en el País Vasco
Fuente: EFE

Vitoria, 9 oct.- La presidenta de la Asociación Víctima del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza, mostró ayer su temor de que ahora cuando se está «a punto de ganar» a ETA se pueda perder porque la banda y sus cómplices «se adueñen del relato» de lo que ha pasado durante casi medio siglo de terrorismo.

Pedraza ha participado en Vitoria en una mesa redonda dentro de las jornadas «El final de ETA: Un relato con memoria», que ha organizado la Delegación del Gobierno en el País Vasco.

Junto a Pedraza han intervenido en esta sesión la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Mari Mar Blanco, y el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, quienes han coincidido en la importancia de que el final del terrorismo se sustente sobre la memoria de lo ocurrido y de las víctimas.

La presidenta de la AVT ha abogado por un final de ETA con vencedores y vencidos, sin venganza pero con Justicia, sin «medias tintas», y ha exigido que no haya un «final pactado con el objetivo de calmar a la bestia blanqueando la historia».
Pedraza también ha pedido que no haya «amparo» a quienes todavía no han sido capaces de condenar «asesinatos atroces», en referencia a dirigentes de la izquierda abertzale.

Mari Mar Blanco, hermana del concejal del PP de Ermua asesinado por ETA, ha explicado que ahora que se está tocando la paz con la punta de los dedos, debe haber «unidad» para hacer frente a la «ofensiva secesionista de ETA», que pretende imponer un «relato» desde la equidistancia y la teoría del «falso conflicto para legitimar cada atentado».
Blanco ha recordado que en la historia del terrorismo en España «siempre han sido los mismos los que han asesinado y siempre han sido los mismos los que han sido asesinados», y ha sostenido que la memoria de lo que ha ocurrido tiene que servir para «deslegitimar el terrorismo y las ideas totalitarias de ETA».

Daniel Portero ha recordado al inicio de su intervención que precisamente hoy se cumplen doce años del asesinato por parte de ETA de su padre Luis Portero, fiscal jefe del Tribunal Superior de Andalucía.
Ha anunciado que seguirá con su trabajo de denuncia hasta que se «erradique» totalmente el terrorismo, que ETA entregue las armas y que todos los huidos sean puestos a disposición policial y, posteriormente, juzgados.
Portero ha pedido que no se cimente la historia «sobre pies de barro» y que el relato de lo que ha pasado con ETA se cuente desde la «verdad» y sin equiparaciones con lo sucedido con otras víctimas, como las de abusos policiales en la Transición.

Las jornadas han sido inauguradas esta mañana por el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, quien ha afirmado que «peor» que olvidar la violencia de ETA sería que los «cómplices del horror se erigieran en redactores del relato para blanquear su siniestro papel en esta tragedia».
Urquijo ha abogado por evitar que la «memoria selectiva» permita «cubrir de olvido el dolor infligido por ETA» y ha subrayado la necesidad de «explicar alto y claro las razones que originaron el horror y denunciar a quienes fueron sus responsables».

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco (Covite) ha aclarado que su ausencia en estas jornadas se debe a que sus representantes no han sido invitados a tomar parte en el acto y no porque hayan declinado participar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.